Tanto los pequeños comercios como las grandes cadenas, trabajan duro para captar nuestra atención y llevarnos a sus tiendas. Con limpieza y mantenimiento regulares, los minoristas pueden lograr sus objetivos y crear la experiencia de compra deseada para sus clientes. Las ventas y un excelente servicio al cliente, comienzan con operaciones eficientes en la tienda, y un comercio limpio -de adelante hacia atrás- es una parte esencial para tener ese excelente servicio al cliente. Puede parecer obvio, pero la impresión que una instalación minorista limpia da a sus compradores es importante. Es posible que tenga la mejor mercancía y los mejores precios de la ciudad pero si su tienda está sucia, desordenada y hecha un desastre, sus clientes se irán y no volverán.

Los cinco factores principales que pueden hacer que los clientes no regresen a un establecimiento son:

  • Mal olor general
  • Baños sucios (p. ej., pisos, cubículos, espejos, olor)
  • Superficies sucias y polvorientas (p. ej., polvo en pantallas, motas de polvo en los pisos)
  • Limpieza deficiente de la entrada (p. ej., colillas de cigarrillos, botes de basura desbordados, apariencia desordenada)
  • Vestuarios rotos y sucios (p. ej., espejos sucios, pisos sucios, cerraduras rotas, problemas de iluminación)

Aquí hay algunas maneras en las que puede mantener limpia su tienda y crear la mejor experiencia de compra, para que sus clientes regresen y lo recomienden con sus conocidos:

Mantener la entrada reluciente

La entrada a su tienda debe estar absolutamente limpia, desde los tapetes hasta las ventanas. Dado que su escaparate es lo primero que la gente notará, asegúrese de que se vea atractivo. Si tiene algo fuera de su tienda que no debería estar allí, como basura o escombros, ocúpese de eso a primera hora de cada día. Limpie el polvo acumulado en macetas o arbustos, así como la basura, colillas de cigarrillos, envoltorios de goma de mascar u otros desechos que queden en el suelo. De lo contrario, las personas pueden pensar que el interior de su tienda está tan sucio como el exterior y ni siquiera se molestarán en entrar.

También asegúrese de que las ventanas de su tienda estén limpias y brillantes para que las personas puedan mirar fácilmente dentro (o ver sus reflejos sin manchas ni rayas). Las ventanas sucias no son atractivas y pueden indicar que el interior de la tienda está en las mismas condiciones. Para mantener una entrada impecable, es posible que también desee lavar a presión con frecuencia las zonas de la acera.

Lista de verificación de la entrada de la tienda:

  • Barra la entrada exterior y recoja los escombros
  • Limpiar puertas y ventanas de vidrio
  • Vaciar los contenedores de basura
  • Aspirar alfombras de entrada
  • Lava a presión las zonas de las aceras cuando sea necesario

Limpieza del área de la tienda

Las tiendas minoristas pueden acumular polvo rápidamente, especialmente si están ubicadas en un lugar concurrido o frente a la calle. Los estantes, accesorios y exhibidores polvorientos tienen un aspecto desagradable y pueden restar valor a una experiencia de compra positiva para sus clientes. Una tienda polvorienta también envía el mensaje de que la limpieza no es importante para su marca, lo que puede alejar fácilmente a los clientes que nunca volverán a comprar en su negocio. Como parte de la limpieza y el mantenimiento regulares, asegúrese de limpiar todas las superficies para que su tienda esté libre de polvo de arriba hacia abajo. No olvide desempolvar periódicamente las lámparas colgantes, los ventiladores de techo, las vigas abiertas o las vigas del techo si las tiene, ya que el polvo de arriba eventualmente caerá y se asentará en lo que esté debajo.

Lista de verificación del área de la tienda:

  • Limpie todas las superficies, estantes, accesorios
  • Limpiar mostradores, pisos, muebles
  • Revise lámparas colgantes, ventiladores de techo, etc., para que no acumulen polvo
  • Aspire o cepille los muebles de tela, limpie los brazos/bordes y quite el polvo de las bases de las sillas

Repase los pisos para que estén limpios y brillantes

En el comercio minorista, los flujos de alto tráfico transportan una enorme cantidad de polvo hacia el interior. El problema es que, uno de los medios por los que los compradores juzgan una instalación es por la apariencia de sus pisos. Los suelos que están pulidos y relucientes son estéticamente agradables y causan una gran primera impresión. Mientras que los que están rayados, opacos y sucios pueden afectar la apariencia general de su tienda. Sin mencionar que la limpieza y el mantenimiento adecuados agregarán años a la vida útil de su piso. Una respuesta rápida a los líquidos que caen en su alfombra o suelo de madera, mejorará los resultados de limpieza, así que asegúrese de tener soluciones a mano para derrames ocasionales.

Además, el factor principal que contribuye a las lesiones por resbalones y caídas en las tiendas minoristas son los derrames y los pisos sucios y desgastados. Esto incluye alfombras, vinilo y materiales laminados rotos, tablones de madera irregulares, concreto agrietado y todo tipo de pisos con parches ásperos y escombros sueltos. Los derrames de líquidos, la basura y las pilas de mercancías sin clasificar también contribuyen a muchas lesiones en tiendas minoristas. Una de las mejores cosas que puede hacer por su tienda es invertir en un servicio de limpieza comercial que mantenga todo seguro, ordenado y limpio.

Lista de verificación de pisos:

  • Aspire, quite el polvo con un trapeador o barra los pisos duros diariamente para minimizar el polvo abrasivo y la suciedad. En áreas muy arenosas o en la playa, es posible que necesite aspirar o barrer más de una vez por día.
  • Cuando utilice un limpiador líquido, asegúrese de secarlo o enjuagarlo bien para evitar que queden restos.
  • Seque y limpie los derrames inmediatamente para evitar manchas. Comience en el borde exterior y trabaje hacia el centro para que el derrame no se extienda.
  • En el caso de las alfombras, pasar la aspiradora regularmente es importante para ayudar a eliminar la suciedad y la mugre que puedan haber quedado atrapadas en las fibras de la alfombra.

No dude en contratar un servicio de limpieza profesional si no está seguro de las técnicas adecuadas de limpieza y mantenimiento de pisos.

Mantenga sus baños limpios e higiénicos

Los baños en su establecimiento minorista deben estar limpios, higiénicos, con olor fresco; y siempre equipados con papel y jabón. Un estudio encontró que el 75% de los clientes nunca regresaría a un establecimiento con un baño que no esté limpio.

Lista de verificación de baños:

  • Limpiar y desinfectar fregaderos y pulir canillas.
  • Limpiar y desinfectar inodoros y urinarios con soluciones de detergente germicida aprobadas
  • Barrer y trapear pisos
  • Limpie las particiones, las paredes de azulejos, los dispensadores y las puertas
  • Limpie los toalleros y dispensadores
  • Controle el abastecimiento de los dispensadores de papel higiénico, jabón y toallas
  • Vaciar y revestir contenedores de basura

Conclusión

El consumidor de hoy tiene una opción casi ilimitada cuando decide dónde comprar, ya sea en una tienda al otro lado de la calle o en línea. Con este tipo de competencia feroz, los minoristas deben comprender por qué sus clientes regresan y, lo que es más importante, por qué no lo hacen. Si usted es un minorista y necesita servicios de limpieza de calidad, llame a Servicon. Como una empresa de servicios de limpieza comercial y conserjería con experiencia, estamos equipados para mantener su tienda en óptimas condiciones y ayudarlo a crear una experiencia positiva para el cliente.