Según La Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (Aspel) en los últimos años el absentismo laboral en el sector limpieza se ha duplicado. Entre el 2013 y el 2019, este a presentando un aumento del 122% llevando preocupación no solo a las empresas, sino también a los administradores de las comunidades de viviendas.

Está claro que un nivel tan alto de absentismo provoca menor productividad y competitividad en las empresas, además de grandes pérdidas económicas. En esta línea también se pronunció La Asociación de Empresarios de Limpieza de la Comunidad de Madrid; quien informó que las empresas del sector han comunicado pérdidas que rondan los ocho millones de euros. Esto sin tener en cuenta que la sustitución del personal que no puede presentarse a trabajar también conlleva un gasto y los inconvenientes que pueden ocasionar los empleados sustitutos con menos experiencia o con exceso de horas de trabajo (y por consiguiente, cansancio) debido a las suplencias.

Problemas para la comunidad de propietarios

Además, los vecinos y propietarios de la comunidad de viviendas también pueden verse afectados o molestos al encontrarse constantemente con caras nuevas dentro del edificio, teniendo que repetirle al personal suplemente su nombre, cuál es su vehículo. Incluso las refacciones que puede llegar a necesitar la comunidad que finalmente nunca se hacen porque los vecinos se encuentran con el escollo de tener que reemplazar y volver a contratar una y otra vez a los empleados.

Si es la propia comunidad quien debe encargarse de gestionar las suplencias esto se transforma en un inconveniente aún mayor, debido al tiempo que puede demorar conseguir empleados que cubran el absentismo de forma veloz y eficiente. Conseguir contactar con el personal directamente o con distintas empresas para realizar un trabajo temporal puede ser agotador. Pero este no es el único dilema. También deben tener en cuenta que las suplencias no suelen cubrirse con la misma empresa o empleado particular, de esta forma, con el paso del tiempo si los vecinos se encontrar con un problema, como la falta de mantenimiento en algún sector de la comunidad, nadie se haría cargo; ya que la constante rotación de empresas y trabajadores genera también confusiones sobre las tareas a realizar o cuándo se hizo determinado mantenimiento.

Para evitar todos los problemas que puede causar absentismo laboral en el sector limpieza, la comunidad de propietarios debería considerar contratar a una empresa que pueda dar respuesta rápida y directa a las bajas o ausencias de los empleados y proveer personal fijo, evitando que sea la comunidad quien tenga que encargarse de esto.

Servicon cuenta con una amplia plantilla de personal y, teniendo en cuenta que los trabajadores también pueden enfermarse, puede solucionar rápidamente cualquier absentismo con empleados calificados que además están informados sobre la comunidad con la que trabajan.

Personal de limpieza para comunidades de vecinos

Además de dar una respuesta veloz ante cualquier inconveniente que pueda presentarse debido al absentismo laboral en el sector limpieza, los vecinos pueden estar tranquilos sabiendo que todos los empleados son de absoluta confianza, provistos por una única empresa y que tienen constante comunicación entre ellos sobre las tareas realizadas o el mantenimiento necesario dentro de la propiedad.