Existen muchos tipos diferentes de residuos, por ejemplo, residuos domésticos, residuos de envases y residuos electrónicos. En algunos casos, diferentes tipos de desechos requieren distintos métodos de eliminación. Esta eliminación de residuos puede tener un impacto negativo en las personas y el medio ambiente. Por este motivo, existen normativas de la UE, de España y de la comunidad de Madrid para la correcta eliminación de residuos.

 

Estrategia de Gestión Sostenible de los Residuos de la Comunidad de Madrid

La Estrategia de Gestión Sostenible de los Residuos de la Comunidad de Madrid para el período 2017-2024, establece las medidas necesarias para cumplir con los objetivos fijados por la normativa europea y española y por el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR) 2016-2022.

Como parte de una comunidad de vecinos de Madrid, debemos seguir las normativas para la basura y estar al tanto de sus modificaciones.
En este sentido, el Plan de gestión de los residuos domésticos y comerciales incluye en su ámbito de aplicación los residuos domésticos, definidos en el artículo 3 de la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.

Debemos saber que tenemos diferentes cubos de basura y de acuerdo a la normativa de la comunidad de Madrid, estos deben ser utilizados para desechar específicamente cada tipo de residuos.

¿Qué son los residuos domésticos?

Son los residuos tradicionales que se generan en los hogares debido a las actividades domésticas. La categoría incluye los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, ropa, pilas, acumuladores, muebles; así como los residuos procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria.

Dentro de una comunidad de vecinos podemos encontrar los siguientes residuos domésticos:

  • Residuos tradicionales de la vida doméstica
  • Aparatos eléctricos y electrónicos
  • Residuos procedentes de limpieza de vías públicas, zonas verdes, espacios comunes y áreas recreativas.
  • Animales domésticos muertos.
  • Pilas
  • Ropa
  • Acumuladores
  • Muebles
  • Residuos de obras menores de construcción y reparación domiciliaria.

¿Qué son los residuos comerciales?

En las comunidades que cuentan con actividad comercial, también deben estar al tanto de la regulación que se define en la mencionada ley 22/2011. Esta categoría incluye el comercio al por mayor y al por menor, servicios de restauración y bares, oficinas y mercados, así como del resto del sector servicios.

Aunque los residuos domésticos y comerciales pueden ser similares, existen algunas peculiaridades en variedad y volumen de generación.

 

Dónde desechar los residuos

De acuerdo a la normativa de los cubos de basura de Madrid, cada tipo de residuos debe gestionarse de forma diferente. Conocer las categorías de residuos, es fundamental para desecharlos correctamente.

Algunos desechos a tener en cuenta:

  • Envases:

Plástico, metal, madera y brick: Es obligatorio depositar los residuos de envases en el contenedor amarillo y los puntos de recogida selectiva correspondiente.

Botellas de bebidas, frascos y tarros de vidrio y otros envases de vidrio: Deben desecharse en el contenedor de vidrio

  • Comida, cenizas y corcho: Contenedor de restos.
  • Pilas y acumuladores: Contenedores en comercios, mobiliario urbano, marquesita de autobuses o puntos limpios.
  • Aceites vegetales, maderas, metales y restos de poda: Deben desecharse en puntos limpios.
  • Muebles y enseres: Puntos limpios o recogidas municipales en la calle.

Muchas veces, organizar los residuos de la comunidad puede convertirse en un dolor de cabeza. Es por eso que los conserjes pueden ayudar con esta tarea. Ya sea encargándose de desechar correctamente los residuos especiales (como pilas, aceites, envases, cartón) o ayudando a los vecinos a resolver las dudas, al momento de reciclar y utilizar correctamente los cubos de basura de acuerdo con la normativa Madrid.