Mantener una buena relación entre la comunidad de vecinos es importante, ya que mejora la tranquilidad de quienes habitan en el edificio. Las peleas entre vecinos suelen ser habituales, más aún si deben llegar a comunes acuerdos del uso de espacios o la limpieza de zonas comunes. Es por esto que organizarse para mantener la limpieza en las escaleras y zonas comunes de las comunidades de vecinos suele ser una tarea complicada.

 

¿Cuál es la importancia de mantener limpios los espacios comunes en la comunidad?

 

Mantener ordenada y limpia la comunidad es una necesidad, la estética que mantenga el edificio es la primera impresión que recibirán quienes lo visiten, y la imagen que transmita habla por si misma de quienes lo habitan.

Una mala higiene puede llevar a la aparición de plagas de roedores o insectos, de microorganismos o bacterias que causen enfermedades o alergias, lo cual sin duda alguna no es bueno en lo absoluto.

La suciedad en escaleras y zonas de paso puede tornarlas peligrosas, imagine que en la escalera se torna una capa de polvo muy grande, o accidentalmente a algún vecino se le vuelca una bebida o algún líquido, la escalera puede volverse muy resbalosa si no tiene un mantenimiento adecuado, lo cual aumenta las posibilidades de que ocurra algún accidente en ella.

Además, la buena higiene del edificio aumenta la vida útil de los objetos y servicios, por ejemplo, los sistemas de calefacción que se limpian regularmente no solo mejora el servicio de calefacción si no que además hace que se averíe menos.

¿Cómo mantener una comunidad limpia?

La mejor manera de contribuir individualmente a la limpieza de la comunidad es evitar lo más posible ensuciar:

  • Procurar no entrar con los zapatos sucios, utilizando las alfombrillas o felpudos de entrada para que no ingrese polvo.
  • Arrojar los papeles, las colillas de cigarrillo y todos los desechos en los cestos correspondientes.
  • Sacar la basura en los horarios correspondientes, evitando el mal olor que pueda generar la basura mucho tiempo fuera.
  • Si tiene niños o mascotas vigilar si pueden haber ensuciado o desordenado algo, para colocarlo todo correctamente.

 

¿Cómo organizar la Limpieza de la Comunidad?

La limpieza de la comunidad es algo que le corresponde a todos los vecinos, pero para evitar problemas con la limpieza de las zonas comunes como las escaleras, es buena idea que la junta de vecinos acuerde contratar una empresa de limpieza especializada, que sepa cómo tratar todas las superficies y orientar a la comunidad en cuanto a la regularidad de limpieza necesaria. Esto permitirá evitar más de un mal entendido entre vecinos y les llevará tranquilidad a sus vidas.

En Servicon nos dedicamos a la limpieza de urbanizaciones y comunidades en Madrid, ofrecemos un servicio de higiene y profesionalidad para una perfecta conservación de instalaciones. Contamos tanto con servicios de limpieza de comunidades como con servicio de conserjería y personal de mantenimiento para la comunidad. Contáctenos para más información:

 

Servicio de limpieza en comunidades