Los cubículos son uno de los estilos más populares de diseño de oficina, por el simple hecho de que es el mejor uso del espacio para acomodar múltiples estaciones de trabajo. Sin embargo, si no se encargan de limpiar los cubículos de oficina, se encontrará con que acumulan mucho polvo y suciedad, y se convierten en un punto caliente para gérmenes y bacterias ocultos. ¡Qué asco!

Seguramente has escuchado el dicho antes, “un ambiente limpio es un ambiente saludable”, ¿verdad? Bueno, en los espacios de oficina eso es definitivamente cierto. Entonces, ¿qué puede hacer para mejorar la salud y la limpieza de su lugar de trabajo? Para empezar, puede leer estos consejos para mantener un cubículo limpio y también obtener una mejor comprensión de la frecuencia con la que debe llamar a los expertos para una limpieza más profunda y profesional.

¿Con qué frecuencia debo limpiar los cubículos de mi oficina?

Esta es una de las preguntas más comunes que escuchamos de nuestros clientes comerciales. La mayoría de las particiones de cubículos están hechas de tela, lo que significa que actúan como imanes de polvo y gérmenes. Como mínimo, las paredes de los cubículos deben limpiarse profesionalmente cada trimestre, pero las limpiezas mensuales son su mejor opción, especialmente en espacios de gran volumen y/u oficinas que admiten mascotas.

Mantenimiento de cubículos diario: 6 pasos simples

Sabemos que las cosas se complican entre una y otra limpieza profesional y estamos aquí para ayudar. Cuando se produzcan manchas, derrames y suciedad entre las citas de limpieza profesional, intente seguir este sencillo enfoque para limpiar cubículos de oficina. Son solo 6 pasos para mantener las cosas en la mejor forma:

¡Consejo IMPORTANTE para la limpieza previa! Antes de probar nuestro método de limpieza de cubículos en los paneles de la pared, pruebe el proceso en un área pequeña e imperceptible para asegurarse de que la tela reaccione adecuadamente.

1-Limpie el desorden

Retire papeles y basura, cuadros, tapices, tachuelas, etc. de los paneles de la pared. Mientras lo hace, puede ir más allá en la limpieza de cubículos y tomarse un tiempo para clasificar y organizar esas pilas de papel. ¿Realmente necesita tres menús de esa increíble tienda de sándwiches en la calle? ¿O tal vez ese listado de teléfonos arrugado está tan desactualizado que ya ni siquiera reconoces a la mitad de los contactos? De cualquier manera, ¡este es el momento perfecto para organizarse!

Comience por limpiar el área y despejar los muebles

2-Depeje la zona para una mejor visualización

Es imposible llamar a algo «limpio» si no lo está limpiando por completo, ¿verdad? Por lo tanto, para limpiar cubículos de oficina debe poner un poco de esfuerzo en su rutina y quitar todos los muebles y objetos que obstruyen (es decir, sillas de escritorio, impresoras, escáneres, etc.). De esta manera tendrá una visión clara de toda la superficie. Consejo de seguridad: siempre busque ayuda cuando mueva artículos pesados ​​o frágiles; nunca intente levantar objetos pesados ​​por su cuenta.

3- Deshágase del polvo

Con un trapo limpio y seco o un paño de limpieza de microfibra, repase las paredes de arriba a abajo para eliminar la capa inicial de polvo. Si las paredes de su cubículo están cubiertas de tela, intente limpiar en el sentido del patrón de la tela, para obtener los mejores resultados. Advertencia: ¡la cantidad de polvo y suciedad que verás podría ser impactante! Después de limpiar, use la manguera de su aspiradora para aspirar las motas de polvo persistentes en las paredes, luego haga un barrido rápido del piso porque va a estar bastante sucio después de recoger todo el polvo que acaba de tirar.

Al limpiar cubículos de oficina es posible que se encuentre con mucho polvo

4-Ayúdese con algo de espuma para limpiar los cubículos

En un balde, mezcle una solución de una parte de detergente suave para ropa con tres partes de agua tibia. Revuelva bien la mezcla para que una gran cantidad de espuma llene el balde. Tenga en cuenta: ¡cuanta más espuma, mejor! De hecho, limpiará los paneles de las paredes de su cubículo con la espuma en lugar del líquido. ¿Por qué? Bueno, demasiada humedad en las paredes podría provocar daños por agua, moho y olores, ¡ninguno de los cuales desea en el lugar de trabajo!

5-¡Es momento de fregar!

Recoja esa espuma en un cepillo para fregar o una esponja húmeda, luego frote suavemente los paneles de la pared con movimientos circulares. Recuerde que para limpiar cubículos de oficina no debe saturar las paredes con agua.

Utilice movimientos circulares para asegurarse que limpia todo el espacio del cubículo

6-Los toques finales para terminar de limpiar cubículos de oficina

Después de fregar, termine el trabajo quitando el jabón de las paredes con una toalla limpia y húmeda. Asegure un secado adecuado colocando estratégicamente algunos ventiladores alrededor del cubo y dirija el flujo de aire hacia los paneles.

Servicios profesionales de limpieza de cubículos de Servicon

Si bien este método casero es excelente para practicar entre limpiezas profesionales, o simplemente para arreglar uno o dos cubos en la oficina, ¡puede ser un proceso bastante desalentador si tiene que limpiar 100 cubos! Pero ahí es donde podemos ayudar: como el equipo de limpieza comercial de mayor reputación, nos enorgullece decir que garantizamos su completa satisfacción en limpieza de cubículos de oficina. Nuestro equipo, altamente capacitado y certificado, está listo para hacer que su oficina luzca como nueva. Comuníquese con el equipo de Servicon para obtener un presupuesto de servicio gratuito.

Acerca de Servicon

Servicon se enorgullece de ser el proveedor preferido de servicios de limpieza y restauración. Nuestros servicios incluyen limpieza de alfombras, superficies duras, muebles y tapetes para propiedades residenciales y comerciales. Para obtener información o preguntas,  envíe un formulario en línea  o llámenos al 91 517 49 00.