El conserje o cuidador del edificio juega un papel esencial en el buen funcionamiento de una comunidad. Es quien se asegura de que se respeten las regulaciones del edificio. Al mismo tiempo, se encarga de la coordinación de las reparaciones y  de estar al pendiente de las necesidades los residentes.

Los servicios de conserjería se están volviendo muy populares en los edificios de apartamentos. Esto se debe a que el conserje puede proporcionar soluciones muy útiles a los propietarios. Estos pueden incluir recibir sus paquetes, organizar diligencias personales, coordinar al personal de mantenimiento e incluso organizar eventos sociales para los residentes.

¿Por qué son tan importantes los conserjes?

Si se pregunta ¿por qué debo tener un conserje en mi comunidad? Debe saber cuáles son las tareas principales que realizan. El papel de un conserje es mantener las áreas comunes limpias y presentables. Los conserjes no limpian los departamentos privados y no son responsables de su basura. Aunque puede contactar a un plomero para ayudar a los residentes con un problema, pero el conserje está ahí para supervisar las áreas comunes y el edificio básico.

Los deberes de un conserje implican diversas tareas de limpieza. Ellos son el personal que aspira, quita el polvo, saca la basura y mantiene el edificio limpio y presentable.

El conserje también se encarga de que se cumplan las normas de convivencia

 

Los conserjes desempeñan un papel fundamental en la protección de la salud de los ocupantes del edificio. Previenen la propagación de enfermedades e infecciones, controlan la calidad del aire y protegen el ambiente interior.

Aparte de la estética, un conserje también ayuda con el mantenimiento del edificio. Los empleados, clientes y visitantes se sentirán seguros y bienvenidos en un establecimiento bien mantenido. Un conserje de día puede hacer reparaciones menores e incluso trabajar en mejoras en el edificio.

¿Cuáles son los beneficios de tener un conserje en la comunidad?

Es muy probable que un conserje residencial, con el tiempo, establezca una conexión personal con los residentes con los que trabaja. Tener un conserje en su edificio de apartamentos puede mejorar enormemente su experiencia de vivir allí.

Para los propietarios, contar con un  mostrador de conserjería convenientemente ubicado en el lobby, les facilita el contacto gestionar rápidamente entregas de mensajería o comida, servicios de traslado o cualquier otra cosa que puedan necesitar.

Los residentes que revisaron sus edificios de apartamentos dijeron que era más difícil informar problemas sin un conserje.

Además, los propietarios opinan que tener un conserje en su edificio los hace sentir más seguros. Firmar para las entregas también es un trabajo muy útil que los conserjes pueden hacer por los residentes.

Con todos estos beneficios, en lugar de preguntarse ¿por qué debo tener un conserje en mi comunidad?, debería pensar ¿por qué aún no lo tengo?