Si te encargas de limpiar tu casa a menudo, seguro te aseguras que la cocina, el inodoro y los pisos estén relucientes, y por lo general, se mantienen así por un tiempo. Pero, ¿qué sucede cuando se trata de quitar el polvo? Esa es una historia diferente.

Las partículas de polvo flotan y luego se asientan. Los propietarios de viviendas quitan el polvo de una superficie y luego se dan cuenta de que este se ha vuelto a asentar allí, momentos después.

La mala noticia es que el polvo siempre estará con nosotros. Mientras vivamos, respiremos y tengamos una casa, podemos esperar ver capas de polvo. La buena noticia es que existen métodos para disminuir la cantidad que maneja.

¿De qué se trata esta cosa antiestética? Sigue leyendo para saber qué es y cómo combatirlo.

¿Qué son las partículas de polvo?

Esta es una pregunta difícil con una respuesta que lo abarca todo. Según un artículo de la revista TIME, las partículas de polvo son una combinación de muchas cosas. Éstas son algunas de ellas:

  • Restos de comida
  • Piel muerta
  • Fibras de tela (de ropa, muebles, ropa de cama)
  • Caspa de mascota
  • Cenizas de cigarrillo
  • Partes de insectos
  • Suciedad y residuos arrastrados
  • En algunos casos, plomo o arsénico

Como puedes ver, la lista incluye un poco de todo. Casi cualquier cosa puede dejar un residuo que luego se acumulará como polvo.

Hay algunas casas que producen más polvo que otras. Si tiene un fumador en su hogar, lo más probable es que aumente la cantidad de restos de ceniza. Si tienes un montón de mascotas, te haces una idea.

¿Cómo puedes deshacerte de las partículas de polvo?

Esto depende de dónde venga. Un tercio del polvo proviene de partículas inorgánicas, como las fibras de las alfombras. Los otros dos tercios provienen del exterior: partículas de suelo y aire que transportamos cuando entramos en nuestros hogares.

Entonces, ¿cómo puedes deshacerte del polvo? ¡Eliminando todos tus muebles y haciendo que todos se muden!

Estamos bromeando.

Pero la respuesta simple es que no puedes. Por eso, tenemos algunos métodos excelentes para reducir su colección de conejos de polvo:

  • Tira el plumero. En su lugar, limpia los espacios polvorientos con un trapo húmedo, al que se adherirá el polvo y lo podrás eliminarlo mejor.
  • Reemplaza tus filtros de aire regularmente
  • Cepillar a tus animales con frecuencia
  • Quítate los zapatos en la entrada de tu hogar
  • Limpia tu casa de arriba a abajo. Comienza con la parte superior de las aspas del ventilador, el refrigerador, etc., y continúa hasta el piso
  • Cambia la ropa de cama, limpia los muebles y las superficies con frecuencia.
  • Contrata a un limpiador de casas profesional

Vale la pena el esfuerzo extra. ¿Por qué? Porque un exceso de partículas de polvo puede causar problemas de salud. Esto es especialmente probable en los niños o los ancianos, así como en personas con alergias al polvo.

El polvo doméstico puede contener muchas sustancias químicas nocivas. Inhalarlos conduce a cualquier cosa, desde trastornos hormonales hasta cáncer o problemas reproductivos.

Saca ese polvo de tu hombro

Todos odiamos las partículas de polvo. Son feas, poco saludables y una molestia.

Lo mejor que puede hacer ahora es comenzar a limpiar y considerar la posibilidad de que un profesional venga a ayudar. Consúltenos hoy por un presupuesto a medida para su hogar u oficina y olvídese de lidiar con muebles y repisas polvorientas.