Una de las ventajas de ser propietario de una casa en una comunidad de vecinos es el derecho a utilizar los elementos o zonas comunes de la propiedad. Por ejemplo, puede disfrutar de un buen entrenamiento en el gimnasio común o de un refrescante baño en la piscina de la comunidad. Y la mejor parte es que, normalmente, alguien más mantiene y limpia estas comodidades.

Pero ¿Qué áreas están realmente abiertas para el uso de todos los propietarios? El derecho sobre el uso de zona comunes en particular y, si un propietario tiene alguna responsabilidad de mantenimiento para el elemento común, depende de las reglas que rigen en la comunidad y el tipo de área en cuestión.

 

Zonas comunes generales y exclusivas y quién puede usarlos

Los convenios y estatutos de la comunidad normalmente definen zonas comunes generales, como aquellas disponibles para el uso de todos los propietarios en la comunidad de vecinos.

La mayoría de las áreas comunes en el edificio suelen ser zonas comunes «generales». Es probable que su ubicación exacta se muestre en el plano o mapa de la comunidad de propietarios.

Fuera de su propia unidad, vale la pena averiguar qué puede usar, y debe asumir parte de los gastos.

Las zonas comunes generales suelen ser cosas como una piscina, un parque o jardín comunitario o una casa club. En una comunidad más exclusiva, también pueden incluir zonas comunes como fuentes, canchas de tenis y spas.

Algunas comunidades de propietarios también contienen elementos comunes exclusivos. Es probable que en los estatutos de la comunidad, se definan cuáles áreas pueden ser para uso exclusivo de un propietario. Por ejemplo: el espacio de estacionamiento identificado como espacio de estacionamiento 1-B, es para uso exclusivo del propietario de una unidad específica.

Quién debe mantener las áreas comunes

Los estatutos (o la administración de la comunidad) determinan quién debe mantener las zonas comunes. Parte de esta determinación depende del tipo de elemento común que sea.

La administración de la comunidad de propietarios, normalmente es responsable del mantenimiento, reparación y reemplazo de todos los elementos comunes generales. Paga por estos, cobrando cuotas periódicas a cada propietario. Si lo piensa, este arreglo tiene sentido: dado que todos los propietarios tienen derecho al uso de las zonas comunes generales, todos comparten los costos de mantenimiento.

Las obligaciones de mantenimiento para áreas comunes exclusivas suelen ser más complicadas. En algunas comunidades de vecinos, la administración es responsable de su mantenimiento, y en otras, es responsabilidad de los propietarios que tienen el derecho de usar el elemento común particular. Consulte los documentos vigentes para determinar quién tiene la responsabilidad de mantener y reparar zonas comunes exclusivas.

Reglas y restricciones de zonas comunes

Incluso si un propietario tiene derecho a usar una zona común, este derecho está sujeto a las reglas y restricciones de los documentos que rigen en la comunidad de propietarios. Las restricciones, reglas y cualquier otra regulación de la comunidad de vecinos, pueden ser tan numerosas y diversas como las personas que las crean.

Por ejemplo, una comunidad puede tener reglas y regulaciones que rijan el horario en que está abierta la piscina común, qué tipo de zapatos se deben usar en las canchas de tenis, dónde puede caminar en los parques o qué edad debe tener para usar el gimnasio. La única forma de saber cuáles son todas las reglas y regulaciones es revisar minuciosamente los documentos y mantenerse al día sobre cualquier adición y cambio.

Ayuda adicional con preguntas sobre zonas comunes

Como propietario actual o futuro de una comunidad, debe asegurarse de conocer sus derechos y obligaciones con respecto al uso de las zonas comunes. Si necesita ayuda para revisar los documentos que rigen o está confundido acerca de las áreas comunes, comuníquese con un profesional para obtener ayuda.

Si necesita mantenimiento para las zonas comunes de su comunidad de propietarios, no dude en llamarnos.

Conserjes para mantenimiento de comunidades